Descubre los tics en los niños más frecuentes que existen

tics en los niños

¿Has visto algunos tics en los niños que te resultan preocupantes y quieres saber más?

Es más frecuente de lo que podemos imaginar ver todo tipo de tics en los niños; desde la etapa de bebés hasta la adolescencia pero, ¿es algo de lo que realmente nos debemos preocupar? ¿Por qué se producen los tics y qué tipos diferentes hay? ¿Son malos para la salud de los pequeños? ¿Existe alguna forma de poder ayudarles a detenerlos? Si alguna o todas estas preguntas son los pasos del camino que te han traído hasta aquí, ¡no te muevas!

Aquí con Payasos Dálmatas descubrirás todo lo que necesitas saber sobre los tics; y las mejores estrategias y trucos para manejar este tipo de situaciones. Así que, si tu pequeño ha comenzado a parpadear de forma descontrolada; o no puede tener la pierna quieta ni dejar de morderse las uñas, no te preocupes más porque nosotros te enseñaremos cómo tratarles y lo que debes hacer en cada caso. ¿Estáis preparados para tomar apuntes de todo? ¡Allá vamos con todo lo que necesitas saber sobre tics en los niños!

¿A qué se deben los tics en los niños?

Para explicar a qué se deben los tics en los niños, primero debemos entender qué son exactamente. Los tics nerviosos son movimientos (motores) o sonidos (vocales) que se producen de forma rápida y descontrolada; y es que no son voluntarios. Estos tics pueden ser simples o complejos, según la cantidad de movimientos o sonidos que lleven a cabo; aunque tanto uno como otros son bastante frecuentes y pasajeros en los niños de edad escolar.

Por otro lado, los tics crónicos también entran dentro de una frecuencia normal; en el trastorno de Tourette, donde el pequeño sufre tanto tics motores como vocales de forma crónica. En cuanto a la psicología infantil, estos tics traen graves problemas ya que pueden llegar a alterar su comportamiento, sus emociones y/o su estado físico y mental.

¿Cuándo tenemos que pedir ayuda profesional para los tics en los niños?

En general no debemos preocuparnos en absoluto, pero existen ciertos casos en que tenemos que pedir ayuda profesional para los tics en los niños porque se vuelven síntomas de algo más serio. Pero, ¿cuándo hacerlo?

  • Si la duración de los tics supera el año.
  • Cuando se observa o se nota que los tics en los niños les hace daño de forma importante (física o emocional) a ellos o a las demás personas de alrededor, ya que los normales deben pasar de inadvertidos la mayoría de las veces.
  • Cuando los tics producen cierta fatiga o cansancio en los pequeños hasta el punto de interferir en sus estudios y su vida social.

Consejos para los padres que observan tics en los niños

Os dejamos aquí también unos trucos y consejos para los padres que observan tics en los niños y no saben qué hacer, cómo ayudarles o simplemente qué decirles:

  1. Mantener los tics como un tema de conversación normal, sin tratar de que el niño cambie esa costumbre involuntaria por fuerza ni mucho menos penalizándole por ello, y hacerle preguntas a menudo para saber cómo evoluciona.
  2. Controlar que el pequeño lleve una vida sana y saludable, evitando todo tipo de estrés y/o tratando de compensarlo con diversión y relajación con juegos al aire libre o una buena sesión de risoterapia.
  3. Analizar cuándo y cómo se producen los tics, intentar ayudarle a que los sustituya por otros hábitos y recompensarle positivamente siempre.
tics en los niños

¿Os han gustado toda esta información y consejos para sobrellevar mejor este tipo de situaciones de tics en los niños? Desde Payasos Dálmatas os animamos a mantener una buena comunicación familiar y una vida menos estresante y más divertida. ¡A disfrutar que la vida son dos días!

 

Deja Tu Comentario