Terrores nocturnos en los niños

terrores nocturnos

¿Tus hijos sufren de terrores nocturnos y no sabes qué hacer?

Los terrores nocturnos no son las típicas pesadillas que tiene un niño o un bebé de las cuales se despierta llorando; son algo bastante diferente. Quizás tu pequeño lo ha experimentado alguna vez o lo sigue haciendo actualmente y no sabes qué hacer; porque es algo que puede parecer muy serio y preocupante. Se trata de un trastorno que sucede en la fase no REM; a diferencia de todos los malos sueños y pesadillas que se producen en la fase REM, donde el niño comienza a sufrir angustia, asustándose mientras aumenta la respiración y llegando incluso a incorporarse y gritar como si estuviera aterrado.

Sin embargo este problema solo dura entre 5 y 10 minutos hasta que se vuelve a dormir en los que, como es normal, los padres llegan a preocuparse muy seriamente. Pero, como sucede en la fase no REM, el pequeño sólo está dormido y no soñando, por lo que al día siguiente no se acuerda de nada. ¿Reconoces esta situación? Aquí en Payasos Dálmatas te ayudaremos a resolverla. ¡Allá vamos!

Causas de los terrores nocturnos

No están muy definidas unas causas de los terrores nocturnos concretas, el porqué se produce podría explicarse con que el sistema nervioso central entra en hiperactividad durante ese cambio de fase no REM a fase REM. En la mayoría de los casos se da en:

  • Niños enfermos, cansados o estresados.
  • Cuando empiezan a tomar un medicamento nuevo.
  • El pequeño duerme fuera de casa en una fiesta de pijamas o con un familiar.
  • Se trata de un trastorno hereditario, así que es posible que algún familiar cercano haya sufrido de terrores nocturnos o sonambulismo.

Síntomas

Los síntomas de los terrores nocturnos son:

  • Presentan un comportamiento asustado y agitado, incluso violento.
  • No responde a ningún tipo de estímulo externo.
  • Muestran hiperventilación, frecuencia cardíaca acelerada y pupilas dilatadas.
  • Tras los terrores nocturnos de unos 10 min el niño se vuelve a dormir.

Cómo ayudar a solucionar los terrores nocturnos

Para ayudar a solucionar los terrores nocturnos de nuestro pequeño, es importante tener en cuenta que es un trastorno de episodios pasajeros, por lo tanto, para tratar al niño en pleno terror nocturno lo esencial es tener paciencia y esperar a que se vuelva a dormir. Sin embargo, hay que tomar otras medidas de forma más general para intentar evitar que estos terrores nocturnos se vuelva a repetir, o prevenirlo en el caso de que alguno de los padres lo haya padecido, tales como:

  • Reducir el estrés al que está sometido el pequeño. Se puede conseguir con música infantil o juegos al aire libre que liberen toda la presión.
  • Asegurarse de que duerme las horas necesarias cada noche y ni tenga falta de sueño.
  • Establecer una rutina para acostar al niño no muy tarde y de forma tranquila y divertida. Puede leerle cuentos infantiles o simplemente dedicar un rato a charlar antes de dormir.
terrores nocturnos

¿Os han servido toda esta información y consejos para ayudar a vuestro pequeño ante los terrores nocturnos? Desde Payasos Dálmatas os animamos a llevar una vida más tranquila y relajada juntos a vuestros niños para evitar tanto este trastorno como cualquier otro que derive del estrés. ¡Disfruta de la vida y del día a día como si cada uno fuese el último!

 

Deja Tu Comentario