Talleres de circo en familia

talleres de circo

¡Diversión con talleres de circo!

¿Qué mejor manera de comenzar el curso que con la diversión con talleres de circo? Llega el momento de pensar en esas actividades extraescolares que pueden ayudar a nuestros hijos a entretenerse a la vez que se divierte. Payasos Dálmatas va a daros las ideas más innovadoras para pasar ratos agradables en familia. El fin de los talleres de circo es crear un espacio donde niños aprendan a conocer su cuerpo, con juegos de preparación física (yoga, danza, etc) que ayudan a la coordinación del cuerpo y a las destrezas y agilidad mental; y exploren su imaginación, su creatividad a través de los elementos del circo (pelotas, malabares, cintas, etc.). Además de crear conciencia corporal y creatividad, otro de los objetivos del taller es crear un ambiente saludable de respeto, cooperación y compañerismo dentro del grupo. ¿Quieres que empecemos? Pues ¡allá vamos!

Planes en familia

A día de hoy, existen muchos talleres de circo que permiten hacer planes en familia dentro del mismo. Ofrecen una oportunidad para padres e hijos de compartir tiempo mientras descubren el circo. Existen cursos para los fines de semana, para aquellos padres que, debido al trabajo, no puedan acudir con sus hijos durante la semana a los talleres de circo

La práctica de las actividades del circo mejorará la psicomotricidad tanto para mayores como pequeños. Permite adquirir un mayor grado de expresión y comunicación. Los talleres de circo son espacios para el desarrollo y creación de artes escénicas. Tienen actividades variadas, desde el teatro o la magia hasta la danza o los malabares.

Los talleres de circo como herramienta social

Los talleres de circo como herramienta sociocultural influyen en el aprendizaje y desarrollo de los más pequeños. Aunque, es cierto que en España aún no se ha desarrollado lo suficiente; cada vez son más las familias que se animan a hacer estas divertidas actividades. La primera escuela se abrió en los años 80 en Nou Barris (Barcelona).

Cuando pensamos en espectáculos de este tipo, en sus grandes carpas y sus artistas capaces de hacer cosas imposibles, muy pocos los asocian a los niños. Y es que, hay que ser consciente de los beneficios que puede tener socioculturalmente hablando. En estos talleres se desarrollan la condición física y la motricidad; pero también la creatividad y diversas habilidades sociales como la comunicación o la cooperación.

Por otra parte, el circo es una excelente herramienta crítica e integradora. El espíritu del circo se basa en el grupo y en la diversidad: si el grupo no funciona, no puede llevarse nada a cabo de manera satisfactoria, hay que trabajar de manera conjunta y colaborar, no competir.

Respecto a la diversidad, el circo permite a los jóvenes expresarse libremente, independientemente del contexto social del que provengan o de su edad. Y, al trabajar la creatividad, los niños y jóvenes comprueban de lo que son capaces; por tanto, hace que aumente la confianza en ellos mismos, con lo que también se trabaja el autoestima.

Cuando volvamos a pensar en la imagen de los talleres de circo, será difícil concebir el circo sólo como espectáculo; hay mucho más detrás de la actuación final y que las horas de ensayo, y en este caso, lo más importante no es el resultado, sino todo el proceso de aprendizaje.

Payasos Dálmatas esperamos que os haya encantado la idea de los talleres de circo para invertir un tiempo en la diversión de tus hijos mientras se desarrollan física y mentalmente. No dudes en dejarnos tu comentario en las redes sociales o página web. ¡Te esperamos!

 

Deja Tu Comentario