¡Haznos caso con este protocolo para bodas!

protocolo para bodas

¡Sigue nuestro protocolo para bodas y triunfarás!

Ya suenan campanas de boda… ¡qué nervios! ¿Quién se casa? ¿Tu hermana? ¿Tu primo? ¿Es tu mejor amigo? Bueno, sea quien sea, eso no interviene a la hora de seguir un protocolo para bodas. ¡Hay que ir decente sea quien sea el que se va a casar! Pero, es normal que se produzcan ciertos fallos de protocolo para bodas con la vestimenta. ¡Nadie nace sabiendo! Es verdad que siempre nos entra la duda de vestido largo o corto, pelo suelto o recogido, colores claros u oscuros, chaqué o esmoquin… etcétera, etcétera. Sabes a qué nos referimos, ¿verdad? ¡Esto del protocolo para bodas es complicado si no se tiene ni idea! Peeeeeero, no es el caso de Payasos Dálmatas; que hemos ido ya a tantas bodas que podríamos montar una agencia de protocolo. ¡Hemos visto de todo!

Por eso hoy te vamos a dar unos consejos de protocolo para bodas sobre la vestimenta que debes llevar y la que no en este tipo de ceremonia. ¿Preparado para el glamour? ¡Pues no apartes la vista de la pantalla que ahora nos toca a nosotros!

¿Qué permite el protocolo para bodas?

Hay ocasiones los novios dan indicaciones en las invitaciones sobre el protocolo para bodas; como son los colores de la ropa o la pajarita en los invitados. Pero eso es una especie de gracia entre ellos. Nosotros ahora mismo te vamos a mostrar el protocolo oficial de vestimenta para una boda. ¡Coge papel y boli que nos vamos al desfile de modas de Payasos Dálmatas!

  • Vestidos cortos

¡Vestidos cortos siempre! Con los vestidos cortos siempre, siempre acertarás; ya sea una boda de mañana o de tarde. Nuestros estilistas nos comentan que de largo solo van las madrinas, las testigos, las hermanas de los novios y las amigas íntimas si lo piden las novias. El resto de mujeres de una boda va de corto. Siempre. Sea la hora que sea del día. Pero tampoco te pases de corto. Un poquito por encima de la rodilla está bien. ¡Que no lo decimos nosotros! ¡Que es cosa del protocolo para bodas!

  • Vestidos sencillos

Opta por vestidos sencillos y naturales. Con sencillo y natural nos referimos a que te alejes del estilo cóctel; que también son vestidos cortos, pero demasiado festivos. ¡Lo sencillo es tu mejor aliado!

  • ¡Viva el colorido!

En bodas de mañana colores optimistas y naturales. Jamás blanco, ni rotos, ni tizas. ¡Eso es exclusivo de la novia! ¡Escrito en la primera página del protocolo para bodas!  Sí a la estridencia del color en las invitadas. ¿Por qué no? En bodas de tarde-noche sí a los colores sólidos y a vestidos más confeccionados. ¡Sería súper divertido que los novios se encargasen de distribuir a los invitados de una boda por colores! Pero claro, primero deberíais comunicar de qué color vais a ir…

  • Tacones

Lo sentimos por aquellas mujeres que no soporten los tacones; pero los zapatos de infarto tienen que estar sí o sí presentes en un conjunto de boda. ¡El protocolo para bodas nos prohíbe ir en planos! A cualquier hora. Ojo, el taconazo no implica noche. Cuidado con los zapatos de fiesta. Eso no nos pega en la boda.

  • Bolso pequeño

El bolso pequeño, y las carteras también serán pequeñas y manejables. Simples, sin cristales XL, ni gemas cantosas. Recuerda que la sencillez es tu mejor aliada. No pretendamos que seas el centro de la ceremonia, ¡eso es cosa de la novia! Aunque eso no impide que tú vayas guapísima. ¡Una cosa no quita a la otra!

  • ¡Dale libertad a tu pelazo!

Melenas sueltas y naturales, sin tocados ni pamelas, también son un acierto sea la hora que sea. Pero tranquilas, el protocolo para bodas no impide que te hagas un recogido; ¡que si la boda es en julio te puede dar algo con el pelo suelto!

Dale libertad a tu pelazo
  • ¿Pamelas?

Pamelas sí y no. Si la boda va a ser por la tarde, olvídate de las pamelas. Se os hará de noche y no es plan de ir con una pamela puesta a las 11 de la noche, ¿no? Y si te la quitas se te puede estropear el peinado. Nada, mejor lo dejamos para las bodas de mañana. La pamela le da un toque sofisticado a tu traje de boda. ¡Irás guapísima!

  • Maquillajes naturales

Apuesta por maquillajes naturales en las mañanas y medidos en las noches. No a las pinturas de guerra, por favor. ¡Eso para carnavales, que están a la vuelta de la esquina!

¿Cómo infringiríamos el protocolo para bodas?

Ya os ha quedado claro cómo hay que vestirse siguiendo el protocolo para bodas, ¿cierto? Pues ahora toca ver qué errores garrafales debemos evitar a la hora de vestirnos o maquillarnos para acudir a una boda. ¡No os sorprendáis mucho y tomad nota!

  • Escote

¡Cuidadín con los escotes! Para bodas religiosas no son recomendados los escotes exagerados ni los hombros descubiertos. No es que debamos seguir el protocolo para bodas, es que debemos seguir el protocolo del decoro. Si en las bodas religiosas no están bien vistos ni los escotes ni hombros al descubierto, ¡hagámoslo! Es probable que no nos haga gracia, pero si los novios han decidido que sea la boda por la iglesia, ¡deberás seguir esta norma de decoro!

  • Vestidos blancos o negros

¡Ni se os ocurra aparecer con vestidos blancos o negros! El blanco es el color exclusivo de la novia; y, si vas entera de negro, parece que en vez de estar celebrando el mejor día de la vida de una pareja, ¡estás de funeral! Y no es plan, ¿no? Si llevas un traje de chaqueta de dos piezas, y una de ellas es en color, entonces sí que está permitido llevar el color negro. Sino… ¡que ni se te pase por la cabeza!

  • ¡Olvídate de vestidos largos!

Ya sea una boda por la mañana o por la noche, las mujeres deben llevar un vestidito por encima de las rodillas que permiten pedrería, lentejuelas, brillos… ¡todo lo que te imagines! Pero nada de vestidos largos; a menos que la boda sea de noche y los novios lo pidan. ¡Hay gente a las que les gusta ir de tiros largos!

  • ¡No a los tocados por la noche!

Un tocado por la noche… ¿no lo ves algo inútil? Son una variante de las pamelas, y, ¿para qué sirven las pamelas? Pues para quitar el sol; pero, ¡por la noche no hace sol! Entonces, ¿para qué una pamela o tocado? ¡Para nada! Sí está permitido si quieres llevar algún adornito en el pelo tipo diadema o alguna horquilla, ¡pero nada cargado!

  • ¿Cambiarse los tacones?

Ay no, querida, los tacones y tú tenéis que pegaros más que una mosca al azúcar. Búscate unos tacones cómodos con los que puedas aguantar toda la velada. ¡Tienes que aguantar! ¡Hazlo por el protocolo para bodas! Si estás bailando, siéntate a ratitos cortos, ¡pero nada de deshacerse de los zapatos!

Cambiarse los tacones
  • Sobres con dinero

¡Jamás des sobres con dinero a los novios el día de la boda! El regalo hay que darlo o antes o después de la boda, ¡nunca durante! ¿O es que ves a la novia con un bolsito para guardarlo? ¿Acaso el novio llevará la cartera en el traje? Eso sí, estate atenta a los deseos de los novios, que a lo mejor en vez de dinero tienen hecha una lista de bodas y prefieren una cafetera o una licuadora. ¡Quién sabe!

¿Te ha quedado claro el protocolo para bodas? No es complicado, ¿eh? Solo tienes que prestar atención a lo que NO debes llevar en una boda. Todo lo que no esté en esa lista será aprobado por el protocolo de bodas. ¡Fíate de Payasos Dálmatas, que ya hemos visto muchas bodas! Si quieres que tus amigos no den el cante en las bodas, ¡comparte este artículo con ellos! Sé solidario, anda 😉.

 

Deja Tu Comentario