¿Buscas organizar una comunión súper divertida este año?

Organizar una comunión

¡Sigue nuestros consejos para organizar una comunión maravillosa!

¡Pero si estamos a finales de febrero ya! ¡Queda medio suspiro para que empiece la época de comuniones! Pero, si eres un adulto responsable, ya habrás empezado a organizar una comunión, ¿no? Que luego te pilla el toro y salen unos churros de comuniones… Y seguro que para tu hijo o hija quieres lo mejor, ¿no? ¡Pues la antelación es tu mejor aliada! Si quieres organizar una comunión de diez para tu peque, ¡empieza ya! Y no será un camino de espinas sino de rosas si cuentas con la ayuda de Payasos Dálmatas; porque hemos visto tal cantidad de comuniones, ¡que ya tenemos el máster en organizar una comunión aprobado y con nota! Déjate guiar por nuestros consejos y notarás que el estrés se va por la ventana como mosca que desaparece para no volver nunca.

¿Te fías de nosotros? ¡Te aseguramos que no te arrepentirás! Organizar una comunión nunca ha sido tan fácil gracias a nuestros consejos, ¡ya lo verás!

Organizar una comunión sí, pero ¿dónde?

Es una de las principales cuestiones que se plantean los papis y las mamis: organizar una comunión sí, pero ¿dónde? Buff, ¡piensa, piensa! ¿Que la quieres al aire libre o en el interior? Bueno, no te preocupes si de primeras no te aclaras para organizar una comunión; ¡atenta a los pros y los contras que te presentamos de cada sitio! Eso sí, la última palabra ¡la tienes tú!

  • Organizar una comunión al aire libre

Ayyy, es que es pensar en organizar una comunión al aire libre y se nos llenan los pulmones de aire limpio y puro. ¡Como que respiramos mejor solo con pensarlo! Celebrar una comunión en el campo o el jardín es algo muy original y que cada vez se está haciendo más. ¡Como en antaño! Seguro que los papis que están leyendo esto o han celebrado su comunión en el campo de sus padres; o sus padres lo han celebrado en el de los suyos… Etcétera, no tiremos de árbol genealógico ahora. Para los niños, el que sus padres opten por organizar una comunión al aire libre es una bendición; ya que tienen un montón de espacio para jugar. ¡Más que en casa o un restaurante!

Y si encima ponemos unas atracciones o un castillo hinchable en el lugar, ¡mejor que mejor! Nosotros también trabajamos al aire libre, ¿eh? ¡Cuenta con nuestros payasos para poner la guinda a la comunión!

Organizar una comunión al aire libre
  • Celebrar una comunión en el interior

Es la opción más cómoda para los padres; ya que celebrar una comunión en el interior, como un restaurante o un local es mucho más fácil. Lo único que hay que hacer es encontrar uno libre para la fecha de la comunión, contratar un menú y ya. Eso sí, los restaurantes saben que en las fechas típicas de comunión, se les necesita; por lo tanto no os esperéis encontrar muchas gangas. ¡Son muy listos! Aparte de esto, un espacio interior como un restaurante o un local, por muy grandes que sean, limitan mucho a los peques para jugar. ¡A ver si encuentras alguno con un parque cerquita!

  • Celebrar una comunión en casa

Otra de las opciones a tener en cuenta a la hora de organizar una comunión, es celebrar una comunión en casa. ¡La más sencilla y económica! Puedes encargar un catering si no os apetece cocinar, e incluso así es probable que os salga mucho mejor de precio en las fechas de comuniones. Una de las pegas más grandes que podemos encontrar es el espacio; a menos que vivas en un palacete (que puede ser), tendrás que tener en cuenta muy bien a los invitados que quieras que participen; ¡que no tendrás el mismo sitio que en un restaurante!

¡Que no se te olviden los recordatorios a la hora de organizar una comunión!

¿Ya tienes el sitio elegido? ¡Estupendo! El siguiente paso para organizar una comunión de diez es conseguir unos detallitos para los invitados acordes a la celebración. ¡Maravillosos y fantásticos como poco! Échale un vistazo a los que te enseñamos desde Payasos Dálmatas y elige los que vayan más acorde a tu celebración. ¡Que hay para todos los gustos!

  • Foto

Una foto es el detallito típico de comunión por parte de la familia de la fiesta a los invitados. Los niños de la comunión se hacen fotos previas a la comunión en un estudio; fotos que luego son enmarcadas con unos marcos súper bonitos y envueltas para regalito de comunión. ¡Los invitados quedarán encantados!

  • Joyero

Un joyero es un detalle tipiquísimo de las comuniones. ¡Y súper cuqui! Sirve tanto apra grandes como para pequeños. Y, si los personalizamos con el nombre del niño o niña de la comunión, ¡será un regalazo en toda regla!

  • Bolígrafo o pluma

Vale que la idea del joyero no es muy unisex; pero hay que pensar en todo a la hora de organizar una comunión. En este caso, como ya tenemos el regalo para las invitadas; ahora toca para los invitados. ¿Qué te parecería un bolígrafo o pluma grabados? ¡Sí! Si ponemos el nombre y la fecha del niño homenajeado en un bolígrafo o una pluma, ¡el regalo será brutal!

Preparar una buena decoración para una comunión es crucial

¿Cómo lleváis los pasos para organizar una comunión? ¿Se va pasando el estrés? Ahora toca preparar una buena decoración para una comunión, ¡es crucial! Veamos qué decoración nos servirá para hacer de la comunión un día inolvidable.

  • Decoración de la estancia

Empecemos con la decoración de la estancia antes que con cualquier otra. Te recomendamos que contenga globos sí o sí. ¡Son un elemento crucial en cualquier fiesta en la que vaya a haber niños! ¡Te lo decimos por experiencia! Son los reyes de la fiesta si le unimos tela de tul, lacitos y ¡flores! Ya sea una comunión de niño como de niña, ¡las flores tienen que estar presentes! Utiliza globos de helio para que decoren el techo durante lo que dure la celebración; globos en cadena para hacer guirnaldas; o globos de los de toda la vida por el suelo para que los niños jueguen con ellos. ¡No pueden faltar!

  • Decoración de las mesas

Una vez que tenemos la estancia decorada, pasemos a la decoración de las mesas. ¿Cómo las podemos decorar? Te mentiríamos si te dijéramos que los globos no serían tus mejores aliados; pero si ya has utilizado globos como decoración de la habitación, mejor no cargarlo más. ¿Cuál es la solución entonces? ¡Pues los centros de mesa! Si coméis en un restaurante seguro que ellos tienen una buena remesa de centros de mesa para comuniones. ¡Ya les habrá tocado organizar una comunión o dos o cien antes! Aunque seguro que si tienes pensado hacer tu propio centro de mesa, te dejarán colocarlo en el restaurante. Si optas por esto último, ¡confía en tu creatividad! A ver qué sale…

¿Qué consejos podemos dar para que la comunión sea un éxito?

A ver, como habrás podido comprobar después de la matraca que te estamos dando; organizar una comunión no es fácil. ¡Podéis acabar de los nervios todos en casa! Para que esto no ocurra, hemos recopilado una serie de consejos para que no acabéis todos calvos por el estrés. ¡Que seguro que tenéis pelazo y no merece la pena!

  • Tranquilizar al peque

Parece una tontería, pero recuerda tu comunión. ¿No estabas nerviosa? Claro, porque no sabías exactamente qué iba a pasar. Por muchos ensayos que se hagan con la catequesis, nunca se sabe con qué te vas a encontrar el día de la ceremonia. Eso de salir ahí al altar, con tantos ojos mirándote… ¡Uff! Pues tu hijo estará igual; por eso tómate tu tiempo en tranquilizar al peque. Va a dar un paso importante en su vida, por lo que hay que ayudarle a resolver todas sus dudas en este tema. ¡No le abandones a su suerte! ¡Que le puede dar un síncope!

  • Tener en cuenta el tiempo

Puedes ser muy organizado y organizada, pero el día de la comunión se te viene todo encima. Hay que tener en cuenta el tiempo del que disponemos el día de la comunión. Por ejemplo: contar que peinar a la niña puede ser media hora, ponerse el vestido tiene su aquel también, más los 15 minutos a la iglesia… ¡Madre mía! Por eso intenta no ir con el tiempo pegado; dale margen a las actividades. ¡Nunca sabes cuándo puede surgir un contratiempo!

Tener en cuenta el tiempo

¡No te olvides de nosotros a la hora de organizar una comunión!

¡Claro! A ver si te estamos contando los trucos de decoración, los detallitos y demás cosas necesarias para organizar una comunión; y no te decimos lo más importante. ¿Cómo? ¿Qué es? ¡Pues la diversión de los niños! Es rara la comunión que no está llenita de niños; entre los primos, los vecinos y los amiguitos del cole, ¡hay más peques que en una guardería! Y, ¿cómo hacemos que se lo pasen genial? ¡Con nuestra ayuda! Porque nuestros payasos hacen de todo (aparte de hacer el payaso, que se nos da genial): cuentan cuentos, se atreven con juegos de magia, juegan con los niños a juegos súper dinámicos, les pitan las caritas a los peques… y, para finalizar, ¡les damos globos con las formas que ellos pidan! ¿No crees que la diversión está asegurada con nosotros?

¿Qué te han parecido nuestros consejos a la hora de organizar una comunión? ¿Te has mareado un poco con tanta información? No pasa nada, es normal. La cantidad de cosas necesarias para organizar una comunión es enorme. Pero por eso Payasos Dálmatas te ofrece esta guía para que no acabes de los nervios organizando una comunión. Eso sí, ¡empieza ya que te pilla el toro! Si se te ocurre alguna idea más, ¡cuéntanosla! A ver si ayudamos a alguien más que lo necesite 😉.

Pero oye, ¡que no cunda el pánico! Si crees que estas ideas no son suficientes para la organización de una comunión de 10, ¡mira qué más te puede ayudar!

 

Deja Tu Comentario