Leyendas infantiles

¿Quieres conocer leyendas infantiles?

En Payasos Dálmatas conocemos muchísimas leyendas infantiles y queremos compartirlas con todos nuestros amigos. Así que no te apartes de la pantalla que te lo contamos todo. Las leyendas son antiguas historias que en forma de narraciones literarias han acompañado a los peques de todas las generaciones. Con estos relatos para niños, los peques conocen las hazañas pasadas de ilustres personajes, la historia de ciudades o lugares del mundo o las maravillosas aventuras que envuelven a los seres mitológicos. Esas historietas ayudan a los niños a conocer más sobre el pasado de la civilización, son una maravillosa fuente de cultura porque con ellas podemos aprender muchísimos datos interesantes. Si quieres conocer leyendas infantiles cortas y de animales para contar a tus hijos te traemos algunas de las mejores, estamos seguros de que les van a encantar estas historias. ¡Quédate con nosotros a descubrirlas!

Leyendas infantiles cortas

Las leyendas infantiles cortas ofrecen la posibilidad de que los niños se entretengan y, a la vez, aprendan muchísimas cosas sobre el mundo, sus orígenes, sus primeros habitantes, la formación de la civilización, la creación del fuego, los poderes de los antiguos dioses o algunas curiosidades sobre los animales y sus estilos de vida. Pueden aprender muchísimo. Existen multitud de tipos de relatos sobre leyendas o mitos para niños, pero si queremos captar realmente su atención con estas increíbles historias es mejor que elijamos leyendas infantiles breves y fáciles de entender. ¿No conoces ninguna?

Tranquilo, queremos compartir contigo algunas de estas leyendas para niños. ¡A nosotros nos encantan! Este tipo de leyendas infantiles cortas muestran que las actitudes negativas como la ambición, los celos, la envidia y el egoísmo te llevan a ser injusto con los demás. Gracias a las leyendas infantiles, los niños pueden ver que estos valores no son buenos y que deben ser solidarios y altruistas y alegrarse siempre por los éxitos de los demás.

Atalanta e Hipómenes

Entre las leyendas infantiles cortas más famosas se encuentra la historia de Atalanta e Hipómenes. Atalanta era hija del rey Esqueneo quien la había educado dándole todos los caprichos que quisiera. Era una apasionada a la caza y con su arco de flechas pasaba el día cazando animales con gran habilidad. Pero su afición por la caza había hecho que el corazón de Atalanta fuera duro como el acero y sus pretendientes no pudieran conquistarla jamás. Hipómenes lo intentó y al ver que no podía fue a pedir ayuda a los Dioses del Olimpo.

La diosa Venus quiso ayudarle y le dio tres manzanas de oro y le acosejó que participase en la carrera en la que también iba a participar la princesa y sus demás pretendientes. El día de la carrera Atalanta, que era muy ambiciosa y competitiva, corrió a toda velocidad hacia la meta seguida de sus pretendientes. Pero el astuto Hipómenes dejó caer sus manzanas de oro sabiendo que Atalanta se pararía a cogerlas porque eran muy valiosas. De esta manera, Hipómenes consiguió llegar el primero y recibir todas las atenciones y el cariño de la princesa que quedó sorprendida por sus habilidades.  ¡Cuánto podemos aprender de las leyendas infantiles!

 

Atalanta e Hipómenes  

La leyenda del Río Amazonas

Existen leyendas infantiles cortas que cuentan el origen de la tierra tal y como la conocemos hoy, por ejemplo la leyenda del Río Amazonas. Hace muchísimo tiempo, había escasez de agua, no había ríos y apenas llovía. Allí vivían dos hermanos con sus abuelos. El abuelo siempre conseguía agua aunque a nadie quería decir dónde estaba el lugar en el que se encontraba. Los dos nietos lo ayudaban sin quejarse hasta que un día, cansados de cargar los cántaros de agua decidieron seguir a su abuelo para ver dónde estaba el agua que él recogía. Así, siguiendo a su abuelo descubriendo que el agua caía de un árbol mágico llamado Lupuna.

Lo niños reunieron a todos los animales de la selva para cortar el árbol pero cansados, dejaron el trabajo a medio hacer y se fueron a dormir. A la mañana siguiente su sorpresa fue descubrir que el árbol estaba de nuevo entero. Lo mismo ocurrió durante varias noches, hasta que un día decidieron que debían terminar su trabajo y no dejarlo más para el día siguiente. Así, cuando el árbol cayó al suelo, empezó a llenarlo todo de agua y dio lugar al río Amazonas con sus peces y su vegetación. Y de esta manera según cuentan las leyendas infantiles nunca más volvieron a tener sequía.

Leyendas infantiles de animales

Las leyendas infantiles de animales son las preferidas de los niños, es muy divertido imaginarse a los animales en esas curiosas situaciones. ¡Atentos a estas leyendas!

La hiena y la liebre

Esta es una de las leyendas infantiles de animales más conocidas. Hace muchos años, las hienas y las liebres eran grandes amigas. Pero tras la leyenda infantil de la hiena y la liebre jamás volvería a ser así. Por aquel entonces, el pelaje de las hienas era de color marrón y estas dos amigas pasaban el día juntas. La liebre era buena pescadora y siempre conseguía peces grandes para comer, pero la hiena era celosa y envidiosa y siempre lograba quitarle todos los peces a su amiga liebre. La liebre cansada de esta situación llegó un día con un pez enorme y se lo mostró a su amiga hiena que le dijo que era demasiado grande para ella y no podría comérselo entero. ¡No cabía en su pequeño estómago! Pero la liebre fue más astuta y le contestó que lo cocinaría para así poder comérselo en varios días.

Por la noche, la liebre dejó el pescado en el fuego y fingió estar dormida. Pensando que su amiga dormía, la hiena aprovechó y le robó el pescado. La liebre la descubrió y tiró las brasas de la parrilla encima de la hiena lamentando que la hubiera traicionado. Y desde ese momento, las hienas tienen manchas negras en su pelaje y estos dos animales jamás volvieron a ser amigos. Es una de las mejores leyendas infantiles para enseñar a los peques el valor de la amistad y la confianza.

Leyenda del fuego y los animales

Cuenta la leyenda del fuego y los animales que una vez en un tiempo muy lejano, los animales podían hablar y vivían como las personas pero no tenían fuego para calentarse ni cocinar por lo que pasaban inviernos muy fríos y tenían que comer carne cruda. Un día, un hermano jaguar se encontraba tomando el sol en lo alto de una montaña cuando el sol le habló. “Voy a hacerte un regalo y debes compartirlo con los demás animales” le dijo, y le dio el fuego. Pero el jaguar corrió con su antorcha de fuego hacia un lugar alejado de los demás animales con la idea de aprovecharse del fuego él solo y no compartirlo con los demás.

Pero una avispa lo vio y avisó a los demás animales que fueron a pedirle fuego al jaguar, pero este no quiso compartirlo con ninguno de los animales, hasta que llegó el zorro que consiguió engañarlo y cuando el jaguar estaba adormilado, el zorro corrió con un palo encendido en fuego para llevárselo. Pero el jaguar se dio cuenta y se levantó de golpe, quemándose y manchándose el cuerpo con las brasas y sin poder detener al zorro. Desde ese momento los jaguares tienen manchas en su piel y no se llevan bien con el resto de animales. Nuestros payasos han aprendido montones de moralejas con estas leyendas infantiles de animales.

Leyenda del fuego y los animales

 

¿Te han gustado estas leyendas infantiles? Seguro que tú conoces muchísimas más y quieres compartirlas con Payasos Dálmatas a través de las redes sociales.

 

One Response to “Leyendas infantiles”

  1. no conocia estas leyenda siempre me sorprendeis !!!! un abrazo a los payasos dalmatas 🙂

    Responder

Deja Tu Comentario