¡Beneficios de la inteligencia emocional en niños!

inteligencia emocional

¿Qué es la inteligencia emocional?

Cuando se habla de inteligencia emocional, nos referimos a las actividades que permiten apreciar y expresar las emociones en su justa manera. Permite emplear la sensibilidad a fin de motivarse, realizar y planificar la vida propia. Educar en esta habilidad no requiere de una asignatura específica que pueda darse en clase, sino que es mucho más compleja. Es una educación permanente, un proceso educativo continuo. Por eso, los expertos aseguran que es más que necesarios que se enseñe durante toda la etapa educativa en pequeñas dosis.

La inteligencia emocional permite al niño potenciar las competencias emocionales y entender no sólo sus emociones, sino las de los demás. Todas las nociones básicas en el plano emocional le permitirán desenvolverse de forma exitosa a lo largo de su vida. En Payasos Dálmatas hoy hablamos de estas habilidades que puede desarrollar el niño y que puede ayudarle a afrontar todos los retos de la vida.

¿Qué ventajas tiene educar en inteligencia emocional?

Educar en inteligencia emocional tiene muchas ventajas para los niños. Para empezar, ayuda a todas las personas a mantener un equilibrio en el plano psicológico. Gracias a la educación emocional, el niño adquiere conocimiento de sus propias emociones y gracias a ello puede identificar las de los demás.

La educación en las habilidades emocionales le permitirá, a su vez, eliminar las emociones negativas y sus efectos. Sin esa negatividad, fomentará una mayor habilidad de automotivación. Los conflictos, de igual forma, los resolverá de forma positiva y podrá generar más emociones positivas a su alrededor.

Qué ventajas tiene educar en inteligencia emocional

¿Cómo podemos desarrollar la inteligencia emocional de nuestros peques?

Podemos ayudar a nuestros peques a desarrollar la inteligencia emocional a través de estrategias, técnicas y consejos que les ayuden a reconocer sus emociones, gestionarlas y utilizarlas.

  • Enseñarle a reconocer las emociones básicas

El primer paso será enseñarle a reconocer las emociones básicas. Cada técnica tiene una edad adecuada para comenzar a desarrollarla. En este caso, los dos años es la edad en la que los peques aprenden a reconocer sus emociones gracias a la interacción con los adultos. Hay cuatro emociones básicas: la alegría, la ira, el miedo y la tristeza. Ayudarle a desarrollar el reconocimiento de estas emociones no sólo será beneficioso para él, sino para desarrollar su empatía hacia los demás.

  • Enseñarle a controlar la ira

Enseñarle a controlar la ira es esencial desde los seis meses de vida del bebé. Hasta que el niño tiene año y medio, suele estar expuesto a muchas muestras de afecto y cariño. Por tanto, si desde que comienza a desarrollar la ira a los seis meses comenzamos a ayudarle a canalizar esa emoción, estaremos ayudándole a desarrollarse de forma positiva en habilidades de inteligencia emocional. Si el bebé responde furioso cuando no se le da algo, hay que enseñarle unos límites en lugar de reírle la gracia.

  • Enseñarle a afrontar las emociones

A veces los niños no saben controlarse, por eso es importante enseñarles a afrontar las emociones. Es nuestro deber cuando el peque coja una rabieta enseñarle que hay otras soluciones que no pasan por el enfado.

  • Enseñarle el nombre de las emociones

Enseñarle el nombre de las emociones es fundamental a partir de los cinco años, cuando los niños ya utilizan frases como “estoy contento” o “me he enfadado”. Es el momento de que reconozca cada nombre de forma adecuada para fomentar la adquisición de una inteligencia emocional fuerte.

  • Enseñarle a comunicarse

Por norma general, los peques preguntan mucho. Es importante que no sólo ellos pregunten, por eso tenemos el deber de enseñarles a comunicarse haciéndoles muchas preguntas que les hagan razonar. Debemos fomentar que se expresen en voz alta, que dialoguen.

  • Enseñarle a escuchar

Por supuesto, no todo es hablar, hay que enseñarle a escuchar para desarrollar su inteligencia emocional. Es fundamental que sepan guardar silencio cuando los demás están hablando. Además debe ser una escucha activa; donde el niño entienda todo y sea capaz de contestar a lo que se está diciendo.

  • Enseñarle a desarrollar su empatía

Un paso importante en la adquisición de la inteligencia emocional es enseñarle a desarrollar su empatía. La empatía le permitirá ponerse en el lugar del otro, atendiendo a sus emociones. Por eso, hay que poner al niño en situación; que intente ponerse en la piel de otra persona y sentirse como los demás.

  • Enseñarle emociones secundarias

Las emociones principales son cuatro, pero al niño hay que enseñarle emociones secundarias que existen y que conocen a partir de los diez años. Estas son el amor, la ansiedad, la impotencia o la vergüenza, entre otras. Hay que ayudarle también a gestionar estas emociones de forma positiva.

La inteligencia emocional y su desarrollo son fundamentales durante la infancia de los niños. Podemos ayudarnos de cuentos o películas para niños para enseñar habilidades a nuestros pequeños. En Payasos Dálmatas creemos que es parte fundamental de la educación de todos los pequeños. ¿En casa ayudáis al peque a gestionar sus emociones? ¡Nos gusta leer vuestras opiniones!

 

One Response to “¡Beneficios de la inteligencia emocional en niños!”

  1. La inteligencia emocional es súper importante para el desarrollo de habilidades sociales. Los psicólogos siempre recomiendan ayudar mucho al peque en este plano para que sea capaz de gestionar sus emociones. ¡Muy recomendable la película Del Revés para conocer las diferentes emociones que tenemos!

    Responder

Deja Tu Comentario