¿Cómo podemos tratar la hemiparesia infantil?

hemiparesia infantil

¿Qué es la hemiparesia infantil?

La hemiparesia infantil no es una enfermedad, es una condición neurológica que dificulta el movimiento de una mitad del cuerpo pero sin llegar a la parálisis; por lo que se trata de un grado menor que la hemiplejia, que ya sería la parálisis total. Afecta a un niño por cada mil nacidos; el 80 por ciento de la hemiparesia es congénita y el 20 por ciento es adquirida. La hemiparesia infantil es una forma leve de la parálisis cerebral infantil que limita la actividad física del niño. Se produce en el cerebro. Este está dividido en dos partes o hemisferios, el derecho y el izquierdo; y cada uno de ellos se encarga del lado derecho o izquierdo del cuerpo; controlando el hemisferio derecho del cerebro el lado izquierdo del cuerpo y el hemisferio izquierdo del cerebro controla el lado derecho del cuerpo.

Por eso cuando hablamos de hemiparesia derecha se refiere a aquella que afecta el lado derecho del cuerpo y no el hemisferio derecho del cerebro y viceversa. La hemiparesia puede afectar a las manos, los pies, la cara, etc. En Payasos Dálmatas os dejamos más información sobre esta condición física.

¿Cuáles son las causas de la hemiparesia infantil?

Existen dos tipos de hemiparesia: la hemiparesia congénita y la hemiparesia adquirida. Las causas de la hemiparesia congénita, también llamada hemiparesia infantil; apenas se conocen, en la mayoría de los casos los daños se producen durante el embarazo; aunque los investigadores aún no han sido capaces de dar con los posibles factores determinantes.

La hemiparesia adquirida también se puede producir durante la infancia, en muchos de los casos aparecen cuando un niño sufre una lesión cerebral durante la infancia; cuando padece un derrame cerebral o un coágulo y daña a este órgano; pero también puede ser el resultado de un accidente o de una infección vírica. También puede surgir cuando existe una lesión en la medula espinal y se dañan los nervios que inervan los músculos; lo que provoca debilidad. Y en muchos casos aparecen con ciertos tipos de cáncer que puedan causar lesiones en la médula espinal.

causas de la hemiparesia infantil

Síntomas de la hemiparesia infantil

La hemiparesia infantil afecta a cada niño de forma diferente, por eso no podemos generalizar en este aspecto. Sin embargo lo que suele aparecer generalmente es un cierto grado de debilidad en el menor; espasticidad y pérdida de control del lado del cuerpo afectado. Además en algunos niños resulta muy evidente porque apenas utilizan la mano; cojean o les cuesta mantener el equilibrio, en función de la parte afectada. Pero muchas veces no es tan fácil percibir estos síntomas porque hay niños en los que los síntomas no son tan evidentes y puede que solo se les note cuando realizan algunas actividades físicas concretas. En este caso los síntomas son muy leves. Además la manifestación más típica es que provoca posturas anómalas y deformidades de las extremidades por la debilidad que la hemiparesia infantil produce en algunos músculos y el aumento de otros.

Síntomas de la hemiparesia infantil

Tratamiento de la hemiparesia infantil

Estar pendientes de la aparición de estos síntomas y acudir a un especialista lo antes posible puede ser beneficioso para vuestros hijos. Porque, aunque la parálisis cerebral que se produce por un daño en un cerebro inmaduro, como el de los niños menores de dos años; no es progresiva ni evolutiva; las deformidades de las extremidades pueden aumentar con el tiempo si no se les da un tratamiento adecuado.

El tratamiento consiste en tratar que los niños consigan autonomía para realizar las actividades básicas que tengan durante su vida diaria; andar, alimentarse o cuidar la higiene personal. Y para ello los niños que sufren hemiparesia se les tratan con fisioterapia; terapia ocupacional, ortetización, toxina botulínica y la cirugía.

Tratamiento de la hemiparesia infantil

La hemiparesia infantil es una condición que afecta a uno de cada mil niños nacidos. Estos niños no están enfermos, son niños normales que ríen, juegan y se divierten como los demás; solo que con un esfuerzo mayor que el resto. Desde Payasos Dálmatas queremos contaros más sobre la hemiparesia infantil para que puedas detectar sus síntomas lo antes posible.

 

Deja Tu Comentario