Beneficios de hacer ejercicio en familia

hacer ejercicio

¡Hacer ejercicio con los más pequeños!

No cabe duda que hacer ejercicio con los más pequeños tiene beneficios innumerables. Cada vez son más los padres que se animan a hacer ejercicio con sus hijos. En una sociedad en la que el sedentarismo, la mala alimentación y la obesidad infantil se abren cada vez más hueco entre los más pequeños, el deporte se alza como una actividad fundamental para conseguir mantener una vida saludable. Por ello, Payasos Dálmatas quiere animar a todos los lectores a hacer ejercicio para comenzar a dar salud a vuestras vidas y a las de vuestros hijos. Los expertos aseguran que hacer ejercicio en familia ayuda a crear hábitos de vida saludables al mismo tiempo que fortalece el nexo de unión entre sus miembros. Ambos bandos saldréis ganando; vosotros liberando estrés del trabajo y los niños, manteniendo la mente sana y estimulando su desarrollo físico.

Hacer ejercicio en familia

Hacer ejercicio en familia constituye un apoyo muy importante en la educación de los más pequeños. Si nuestros hijos no realizan ninguna actividad deportiva durante la semana; los fines de semana o las vacaciones se convierten en el momento perfecto para hacer  ejercicio entre padres e hijos; y mantener el cuerpo activo. Realizar cualquier tipo de actividad lúdico-deportiva a la semana, como correr, nadar o jugar un partido de fútbol o baloncesto, genera vínculos afectivos muy fuertes y positivos entre padres e hijos.

Otro de los beneficios del deporte entre padres e hijos es que ayuda a fortalecer el desarrollo físico y psicológico de los niños; al mismo tiempo que aprenden a adquirir unos valores de respeto y tolerancia. El deporte en familia también favorece en los niños la adquisición de normas, el mayor control de la impulsividad y, en definitiva, una mejor integración en la sociedad, según afirman los expertos.

Hacer ejercicio entre padres e hijos favorece el intercambio de experiencias. El sentirse parte de un grupo y de un equipo ayuda a los más pequeños a aprender y aceptar esa responsabilidad, además de conocer y mejorar la disciplina, desenvolverse en numerosos ambientes, el respeto, la puntualidad y, en definitiva, la educación.

Ejercicios con los pequeños

Muchas madres quieren hacer ejercicios con los pequeños para que su hijo integre el deporte en su vida lo más temprano posible, y más si ellas hacen ejercicio. No hablamos de apuntar al niño a clases de judo o ballet después del cole, sino de qué actividad física podemos compartir y disfrutar con nuestros hijos.

Claro que no podrás jugar un partido de baloncesto con tu hijo de tres años; pero hay muchas actividades físicas que podemos compartir con nuestros hijos desde muy pequeños si sabemos adaptarnos a sus necesidades.

Senderismo

Pasear por el campo con los niños es una forma fantástica de hacer ejercicio y disfrutar de la naturaleza. Puedes llevarte al bebé a hacer rutas sencillas de trecking desde muy pequeño; porteándolo en una mochila o con un fular portabebés. A medida que tu hijo crezca, tendrás que buscar rutas practicables con un carrito de bebés; si no quieres que tu espalda se resienta.

Otros detalles en los que conviene fijarse para elegir una ruta de senderismo con niños son; si hay un área recreativa o un restaurante; si puedes dejar el coche cerca del lugar en el que empieza la ruta; o en las rutas largas; si se puede dejar un coche al final de la ruta para no tener que desandar el camino después.

Natación

Las clases de natación para niños con un instructor y sin la presencia de los padres no empiezan hasta que los peques tienen, al menos, tres años. Pero los niños se sienten felices en el agua desde bebés. Para hacer ejercicio cuanto antes, puedes apuntarte a matronatación a partir de los cinco o seis meses; cuando el bebé ya mantiene la cabeza erguida, su sistema inmunológico ha madurado y tiene puestas sus vacunas. Hacer ejercicio en la piscina no tendrá dificultad.

Ciclismo

Si lo que te gusta es la bici, puedes hacer ciclismo andando en la bicicleta con niños desde que son muy pequeños. En España no se lleva mucho hacer ejercicio de esta forma, pero en países como Holanda o Alemania; con peor clima que el nuestro; los padres se trasladan habitualmente con sus hijos en bicicleta desde que son muy bebés.

Para hacer ejercicio en bici, en el mercado existen todo tipo de asientos y remolques para llevar a los niños en bici; desde las sillitas delanteras, que se ponen justo detrás del manillar y están indicadas para niños de 9 meses a 3 años, hasta las sillas traseras, óptimas para niños de 3 a 10 años. También podemos utilizar remolques.

Yoga

Yoga

Sí, el yoga potencia el equilibrio, la flexibilidad y el desarrollo psicomotriz, además de la concentración y la relajación. Si nunca has practicado yoga y quieres iniciarte con tu hijo; lo mejor es asistir a un curso con un profesor cualificado.

Los niños pueden empezar con el yoga a partir de los cuatro años; cuando son capaces de entender las posturas y ejercicios y mantener cierta concentración.

Hasta esa edad, puedes apuntarte con tu peque a yoga para bebés; donde el monitor te guiará para hacer de yoga con tu peque.

Payasos Dálmatas espera que pongas en práctica todos estos consejos para hacer ejercicio con tus hijos y que consigas crear un mayor vínculo en casa mientras os divertís juntos.

 

One Response to “Beneficios de hacer ejercicio en familia”

  1. Hacía mucho que buscaba algunas ideas así la verdad, creo que tiene muchísimos beneficios hacer ejercicio en familia, es una excusa ideal para mantenernos todos en forma y pasar tiempo juntos! ¡Gracias por las ideas!

    Responder

Deja Tu Comentario