¡Aprende cómo vestirse para una comunión sin dar el cante!

Cómo vestirse para una comunión

¿Quieres conocer la última moda sobre cómo vestirse para una comunión?

Buff, ¡qué viene la época de las comuniones! ¡Y la época del estrés por excelencia! Como buenos papis que somos, queremos que todo salga perfecto en este día tan importante para nuestro hijo. ¡Pero es que son muchísimas cosas a tener en cuenta para que todo salga redondo! El vestido o traje de nuestro hijo o hija, concertar la fecha con la iglesia, reunir a todos los invitados, proporcionarles un buen convite agradeciéndoles que hayan querido ser testigos de la ceremonia… ¡Muchas cosas! Pero, ¡no olvidemos una cosa importante! ¡Vosotros! ¡Los papás de la criatura! Tendréis que saber cómo vestirse para una comunión, ¿no? ¡No vais a ir hechos unos adefesios! Pues, tranquilos, no os preocupéis, que en Payasos Dálmatas os vamos a ayudar.

Os vamos a enseñar cómo vestirse para una comunión y cómo no hacerlo jamás de los jamases. No somos profesionales de la moda, lo nuestro es hacer el payaso en las fiestas infantiles; ¡pero hemos ido a tantas comuniones que podemos daros consejos sobre los modelitos que podéis llevar! ¿Te fías de nosotros? ¡Pues adelante! ¡Conozcamos cómo vestirse para una comunión como unos señores de alta alcurnia!

¿Cómo vestirse para una comunión correctamente?

Como para todo este tipo de celebraciones, hay un protocolo a seguir que probablemente mucha gente no conoce. Por eso hoy os acercamos unos consejitos sobre cómo vestirse para una comunión. ¡A ver qué te parecen!

  • Azul marino o beige para ellos

El azul marino o beige para ellos es fetén a la hora de cómo vestirse para una comunión. ¡Incluso combinados! Si sois un poco más atrevidos podéis llevar americanas de cuadros o rayas; pero los pantalones siempre de un color liso. ¡Que ya lleváis el estampado arriba!

  • Mocasines

El mejor calzado para hombres son los mocasines. ¡Y hay una gran variedad de ellos! De antifaz, con borlas, flecos… También están los zapatos con cordones, que son un estilo más desenfadado; pero si llevas una buena vestimenta, ¡pegarán con todo! ¿Color? Camel, por supuesto.

  • Trajes

Hombres, llevad trajes por favor. ¡No sabéis lo que os favorecen los trajes de chaqueta y pantalón! Pero no solo los hombres, ¿eh? Las mujeres también pueden llevar un traje de chaqueta y pantalón con un buen taconazo. Es de las apuestas más atrevidas en la lista de cómo vestirse para una comunión.

Trajes
  • ¡Vivan los tonos naturales o neutros!

Sí a los tonos naturales o neutros. ¡Naturalidad al poder! Esto no pasa en una boda, ¿eh? En una boda ni se os ocurra ir de blanco, cremas, beiges o nudes. ¡Estaréis incumpliendo una regla de protocolo básica! Pero eso no pasa a la hora de cómo vestirse para una comunión. Aquí si podemos ir de colores naturales.

  • Combinado blanco-azul marino

Está aprobado totalmente el combinado de ropa color blanca y marino. Lo que no se puede es, como hemos dicho anteriormente, ir de blanco completo. ¡Error garrafal! Pero si lo combinas con azul marino la cosa cambia. Y si le metes unos zapatos de color, ¡lo más!

  • Vestidos cortos

Al contrario que en los bautizos, en las comuniones ya se pueden llevar vestidos más cortitos. Pero no os paséis, por favor. Recuerda que es una ceremonia eclesiástica para niños. No hay que abusar. Un poquito por encima de la rodilla y ya. Encima si los vestidos cortos van con unos estampados suaves de flores, ¡triunfarás!

  • Tacones

Señoras del mundo que no soportéis los tacones, lo sentimos; pero para aprender cómo vestirse para una comunión como toda una señora, hay que llevar tacones. A ver, podéis hacer lo que queráis, pero un buen zapato de salón o una sandalia con taconazo es un complemento perfecto para un look natural pero elegante.

  • Bolso cartera

Antes se limitaba el uso del bolso cartera a las bodas; pero las carteras como bolso planas y grandes son un clásico que nunca pasa de moda. ¡Y concuerdan con cualquier tipo de celebración en la que te tengas que arreglar algo más! ¡Lo puedes comprar en el mismo sitio en el que te hagas con los accesorios para Primera Comunión!

  • Joyas neutras

Con joyas neutras nos referimos a que no lleves pedruscos anormales en las manos o en el cuello. Lleva joyas con toques naturales, perlas, conchas, nácar, flores en resina… ¡Pero nunca te recargues mucho!

¿Cómo vestirse para la comunión si quieres que te denuncien por incumplir el protocolo?

A ver, no te va a denunciar nadie, tranquilo. ¡Pero sí que te van a mirar malamente si haces algo de lo que te vamos a enumerar a continuación! Veamos los errores más comunes que comete la gente (suponemos que por desconocimiento) a la hora de cómo vestirse para una comunión.

  • ¡No queremos hombres faja!

Exacto. No os cojáis un traje que os quede justo justísimo, que solo os permite dar los pasos como los pingüinos. Algo sueltito, pero tampoco os paséis. En cuanto al color, nada de negro, por favor. Si te gustan los trajes oscuros, no problema. Tira por el azul marino. ¡Pero negro no! ¡Aprende cómo vestirse para una comunión como un señor!

  • ¿Zapatos de noche?

No. Error. Nada de zapatos de noche para ellos. Olvidémonos del zapato negro de las bodas típico estilo de charol. Nada de eso si buscas cómo vestirse para una comunión correctamente. El camel es el rey de las comuniones para ellos.

  • Colorín colorado…

¡Nada de colorín colorado! Huir de colores fuertes. Nada de rojos pasión intensos, ni naranja butano, ni verde pistacho, ni rosa fucsia chillón… ¿Lo vas pillando? Y muchísimo menos mezclados. ¡Ni se te ocurra mezclar, que se te va a ver de lejos!

  • Nada metálico

Es una ceremonia de mañana, así que no lleves ropa de colores metálicos; del estilo al oro, ni tejidos metalizados ni satinados. ¡Ni se te ocurra! ¡Haznos caso si quieres aprender cómo vestirse para una comunión! Deslumbrarías a alguien y no de la forma que piensas…

  • Ni largos ni semilargos

No tires por los vestidos ni largos ni semilargos. ¡Aunque el tejido sea fresquito! Como te hemos dicho arriba, si quieres saber cómo vestirse para una comunión correctamente, ¡opta por los vestidos cortos!

  • ¿Escotes?

¡Nada de escotes de vértigo! No decimos que los escotes no sean elegantes, pero no es momento. Eso no quiere decir que vayas de monja de clausura con cuello alto en pleno junio. Pero tampoco vayas con un escote hasta el ombligo. Algo normalito si quieres aprender cómo vestirse para una comunión como una señora.

  • ¡No eres un embutido!

Pasa de los vestidos enfajados que, aunque estés delgadita, ¡no es momento! ¡Aunque sean cortos! Lo que prima en los vestidos para comunión es la soltura y la naturalidad de los tejidos. ¡Volátiles!

No eres un embutido
  • ¿Bolsos de fiesta?

Los bolsos de fiesta déjalos para cuando tengas una fiesta, fiesta. De las de ¡¡uuuhh, fiesta!! Nada de conchitas diminutas, ni lentejuelas, ni cristales, ni los típicos cofrecitos. Con los bolsos carteras irás divinísima.

¿Te vas a fiar de nosotros y vas a seguir nuestros consejos sobre cómo vestirse para una comunión? Mira que en Payasos Dálmatas hemos asistido ya a tantas fiestas de comunión que ya hemos visto de todo. ¡Te tendrías que fiar! Si tienes que organizar una comunión fácil, ¡haznos caso! Si quieres añadir alguna idea más o alguna anécdota que te haya pasado con la vestimenta de comunión, ¡cuéntanoslo! ¡Que nos echemos unas risas todos juntos! 😊

 

Deja Tu Comentario