¿Ya sabes si tus hijos son celíacos?

celíacos

¡Niños diagnosticados celíacos! 

Cada vez aparecen más casos de niños diagnosticados celíacos. Payasos Dálmatas va a resolver todas las dudas y cuestiones sobre esta enfermedad y os ayudará a reconocerla. Celíacos son aquellos que sufren una intolerancia permanente al gluten (conjunto de proteínas que se encuentran en el trigo, la avena, la cebada y el centeno). La celiaquía está considerada como una condición autoinmune, es decir, el sistema de defensa de los celíacos reconoce el gluten como una amenaza para el organismo y produce anticuerpos contra el mismo.

Estos anticuerpos defensivos son los que provocan la lesión del intestino; también provocan la atrofia de su mucosa que deriva en los problemas para absorber los nutrientes. Entre los síntomas se encuentran el retraso del crecimiento infantil, la fatiga, la diarrea crónica y las erupciones en la piel, aunque cualquiera de estos síntomas puede estar ausente, aparecer con determinada frecuencia o estar asociado a otra enfermedad. No hay más cura que llevar una dieta sin gluten de por vida.

Reconocimiento

Como veis, el reconocimiento de esta enfermedad no es poca cosa; saber si nuestros hijos son celíacos se torna difícil, no es  sencillo determinarlo tempranamente. Son síntomas tan comunes de otros virus o mismos resfriados que se nos puede pasar por alto que los niños puedan ser celíacos. Los exámenes médicos fallan con frecuencia mientras las personas intolerantes al gluten siguen sufriendo una cantidad de síntomas pensando que todo es producto de su cabeza.

Vamos a citar seis síntomas comunes que nos van a orientar para verificar si nuestros niños son celíacos o no.  A veces, los síntomas aparecen después de las comidas y no duran mucho tiempo. En otros casos, pueden durar semanas o incluso volverse crónicos. Por lo tanto, tendremos que estar pendiente de los peques, controlando sus reacciones a las comidas.

Seis síntomas comunes de la intolerancia al gluten 

Para tener una mayor idea de esta enfermedad, vamos a nombrar seis síntomas comunes de la intolerancia al gluten.

  1. Gastrointestinales del estómago y problemas digestivos. Estos pueden incluir: gases, distensión abdominal, náuseas, calambres abdominales, estreñimiento, diarrea o una combinación alternada de ambos
  2. Dolores de cabeza y/o migrañas.
  3. La fibromialgia no es enfermedad, es un indicio.
  4. Los problemas emocionales relacionados con irritabilidad crónica y repentinos cambios irracionales del humor.
  5. Asuntos neurológicos, incluyendo mareos, desbalance, y neuropatía periférica que afecta a los nervios fuera del sistema nervioso central; producen dolor, debilidad, hormigueo o entumecimiento en las extremidades.
  6. Fatiga, ya sea crónica o poco después de cada comida.

Sí, todos estos síntomas son comunes a otros problemas de salud y enfermedades, Es por eso que por sí solos son diagnósticos desconcertantes.

Diferencias entre enfermedad, sensibilidad y alergia al gluten 

Las diferencias entre enfermedad, sensibilidad y alergia al gluten generan mucha confusión. A menudo, la gente habla dealergia al gluten cuando se refieren a la intolerancia al gluten o viceversa.

Es difícil detectarla porque los síntomas de los celíacos son muy diversos, aunque los expertos coinciden en destacar algunas posibles formas de presentación de la enfermedad.

1) Forma típica de la intolerancia al gluten

La forma típica de la intolerancia al gluten se produce cuando se presentan síntomas relacionados con el sistema digestivo como diarreas, pérdida de peso, dolor abdominal…

2) Forma atípica de la intolerancia al gluten

En la forma atípica de la intolerancia al gluten, lossíntomas suelen ser tardíos; también son más leves e intermitentes, por lo que es más complicado detectarla. Por ejemplo, la presencia de anemia, baja estatura, trastornos de conducta, caída del cabello, etc. Los hombres celíacos presentan por su parte síntomas también específicos, como por ejemplo los índices más altos de espermatozoides anormales.

Sabiendo esto, podremos tener un mejor filtro a la hora de controlar si los peques tienen verdaderos síntomas de celíacos o no.

Sensibilidad al gluten no celíaca 

La sensibilidad al gluten no celíaca es una patología que también está causada por el gluten; sin embargo, no se trata ni de alergia al gluten ni de intolerancia al gluten pero la salud de la persona afectada mejora cuando deja de comer gluten. Si diagnosticar la celiaquía es complicado, la sensibilidad al gluten no celíaca aún lo es más; sus síntomas más evidentes no tienen que ver con el sistema digestivo (normalmente son dolores, fatiga o cambios bruscos de comportamiento). Sólo se puede hablar de sensibilidad al gluten si la salud de la persona mejora al eliminar el gluten de su alimentación y en cambio empeora cuando vuelve a consumir gluten.

En este caso, podemos probar dando de comer a nuestros hijos comidas que contengan gluten durante varias comidas. Según veamos sus reacciones, cambiaremos su dieta en las siguientes tomas y podremos valorar si son sensibles pero no celíacos.

Alergia al gluten 

La alergia al gluten es muy poco común. A diferencia de la enfermedad celíaca, el sistema inmune de los alérgicos al gluten produce anticuerpos ante esta sustancia que consideran perjudicial para su salud sin necesidad de que el gluten llegue al intestino.

En la enfermedad celíaca, el gluten daña el intestino delgado, lo que provoca que los síntomas no sean tan inmediatos como en la alergia; el resultado es una deficiencia crónica en la absorción de nutrientes en el intestino. En el caso de la alergia, los anticuerpos producen una respuesta inmediata a la ingesta o contacto del gluten que puede ser urticaria, edemas, dificultad respiratoria… Reacciones típicas en las alergias alimentarias que serán más fáciles de observar ya que se producirán de forma muy rápida. En este caso, acudiremos directamente al médico; además pediremos la prueba de la alergia para asegurarnos de si los peques son celíacos.

celíacos

Si resulta que los niños son celiacos no tenemos de qué preocuparnos. El gluten puede ser sustituido por otras proteínas sin sufrir déficit alimentario. Este cereal se encuentra en alimentos habituales como el pan, las galletas, pastas, sopas o las salsas. Pero cada vez se han metido más marcas en el mercado con estos mismos productos sin gluten. Una ventaja para los celíacos ya que podrán seguir consumiendo los mismos alimentos con este pequeño cambio. Lo único que tenemos que hacer es leer las etiquetas para buscar siempre el aviso de producto libre de gluten.

¿Ya sabes si tus hijos son celíacos? Después de hablar del gluten y de los inconvenientes para los celíacos, Payasos Dálmatas te ayuda a diagnosticar la enfermedad que en tan poco tiempo se ha abierto paso entre nosotros.

 

One Response to “¿Ya sabes si tus hijos son celíacos?”

  1. Cada vez hay más niños celíacos y por suerte se diagnostica antes. Recuerdo cuando a mi hijo le diagnosticaron celiaquía, tenía ya 2 años y llevábamos tiempo sin saber qué le pasaba. Afortunadamente existen muchos productos que hacen que su vida sea de lo más fácil y sana, ¡se puede vivir sin alimentos que contienen gluten!

    Responder

Deja Tu Comentario